Conoces los huevos Tenga? ¿Has probado a masturbarte con un huevo? Te explicamos a continuación como se usan para que disfrutes de nuevas sensaciones al masturbarte.

Hoy dedicamos el post sobre este juguete erótico al público masculino.

Los Easy Beat Egg de Tenga, también conocido como Huevo Tenga es un juguete traído de Japón. Y ya sabemos cómo trabajan los japoneses, que lo que hacen lo hacen muy bien. Y como ejemplo  la variedad de huevos Tenga.

El huevo  Tenga tal como su nombre indica, es un masturbador con forma de huevo. Hasta ahí bien, ¿pero qué tiene de particular? Pues su variedad de innovadoras texturas interiores, que son las que te proporcionan placenteras  sensaciones al masturbarte. Para saber qué tipo de relieve interior tiene cada huevo, basta con ver el dibujo de su envoltorio. El huevo en sí, es una capsula hecha de silicona antialérgica que se adapta perfectamente al pene sea cual sea su tamaño. Incluye además un pequeño sobre de lubricante que facilita su colocación y uso.

Es un masturbador masculino muy discreto, su tamaño aproximado es de 7 cm de alto y unos 5 cm de ancho, pero tranquilo que es extensible hasta 30 cm de largo y 20 cm de ancho. Vamos que te lo puedes llevar dónde quieras. En teoría está pensado para un solo uso, ¿pero y si quieres reutilizarlo? No te preocupes que si lo utilizas con lubricante y lo lavas bien después de cada uso, pues aún podrás masturbarte con él un par de veces más. Eso sí, cuando vayas a tirarlo no olvides hacerlo en el contenedor amarillo.

Ahora vamos a ver cómo usarlo, es muy fácil.

Como huevo que es tendrás que cascarlo, jeje, pero espera, bastará con que rompas el envoltorio que lo cubre. Ahora sí que se parece a un huevo real, ábrelo y dentro verás el masturbador que incluye una especie de tubo que contiene el lubricante. Pues ya está, lubrica el interior del huevo, colócate el masturbador en el pene y lo demás no hace falta que te lo explique. Disfruta, arriba, abajo, arriba …

Descubre en nuestra tienda sexshop, la variedad de huevos Tenga y disfruta de cada una de sus texturas, con ondas, nódulos, espirales, cuñas bidireccionales… etc. un sinfín de estímulos delicados que provocaran un sedoso contacto con tu pene.