¿Quieres aumentar tu placer con orgasmos increíbles? Pues en este artículo te explicamos cómo fortalecer tus músculos vaginales además de aumentar tu sensibilidad. Por lo tanto tú placer durante las relaciones sexuales.

Debido  también a los embarazos y partos, los músculos de nuestro suelo pélvico van perdiendo tono muscular con el paso del tiempo. De igual manera que sucede con el resto de músculos de nuestro cuerpo. Esta pérdida de tonicidad muscular provoca que la fricción causada por la penetración no sea tan satisfactoria como era antes. Por lo tanto nuestro disfrute sexual se vea mermado. Además también puede provocar incontinencia urinaria, prolapsos (caída de los órganos intraabdominales), dolor de espalda o molestias durante el sexo.

Al tener los músculos de la pelvis fortalecidos, nos ayuda a prevenir cualquier  incomodidad durante el coito. Está demostrado que el apretar y relajar estos músculos antes del acto sexual, provoca un aumento de la lubricación vaginal lo que facilita la penetración.

Los ejercicios de Kegel consisten básicamente en contraer, elevar  y relajar la musculatura perineal.

 

Realizar estos ejercicios nos aporta  grandes beneficios a nivel sexual. Es una rutina que puedes llevar a cabo a diario. Estos ejercicios nos ayudan a prevenir y mejorar nuestro suelo pélvico. Tonificando los músculos de la vagina lo que mejora nuestro placer sexual logrando orgasmos memorables. Los especialistas aseguran que el orgasmo es más o menos intenso dependiendo de qué tan fuerte se contraiga el útero y el músculo que envuelve la vagina. Resumiendo, que cuanto más fortalecido esté el músculo, las contracciones orgásmicas serán más intensas.

Para poder ejercitar correctamente toda musculatura profunda del suelo pélvico, es necesario contraer los 3 orificios del perineo ( vagina, uretra en la mujer y ano para los dos sexos). Pero además intentar elevarlos hacia el interior de nuestro cuerpo. Vamos a contraer únicamente la musculatura del suelo pélvico. No hay que contraer ni glúteos, aductores o abdominales. Importante que entre una contracción y otra, haya un descanso para que la musculatura se relaje y puedas volver a realizar otra contracción de forma correcta.

Hay que mantener una postura correcta (sentada)  y la respiración adecuada (tranquila).Te recomendamos que cuando vayas a realizar tú rutina diaria de ejercicios de Kegel sea un momento tranquilo. Pues de nada sirve hacer múltiples contracciones en la oficina, en el coche … etc. Ya que puedes provocarte una lesión por un exceso de tensión en el músculo. Más vale calidad que cantidad, recuérdalo.

¡¡¡Introduce estos ejercicios en tu rutina diaria y disfruta de orgasmos increíbles!!!